El penitenciario acusado de facilitar la triple fuga de General Alvear salió a defenderse en el programa El Expediente. El agente relató por primera vez en los medios cómo fue la madrugada del escape y dijo que el penal contaba con escaso personal al momento de la huida. Mirá la entrevista.

César Luis Tolosa, el agente penitenciario al que acusaron de colaborar con la escandalosa fuga de los hermanos Cristian y Martín Lanatta y Víctor Schillaci del penal de General Alvear, rompió el silencio en el programa El Expediente, por C5N, y aseguró: "La ropa del Servicio Penitenciario la llevo en la sangre. Puedo dormir tranquilo. Nunca fallé".

Embed
El hombre, que fue liberado por la Cámara con falta de mérito pero que llegó a permanecer unos 50 días detenido y aún es investigado, se refirió a la noche en la que los acusados del triple crimen de General Rodríguez escaparon de la cárcel y expresó: "A las 3 de la mañana me llamó el director y me dijo unos presos se estaban fugando. Luego encontramos a un oficial atado boca abajo. Un médico me terminó confirmando que se habían fugado los Lanatta".

Por primera vez, el uniformado salió a defenderse a través de los medios y manifestó que terminó detenido a causa de declaraciones que pudieron realizar otros penitenciarios. "Pasaron a custodiarme como si yo fuera un delincuente y no lo soy", indicó. Y amplió: "Es imposible que yo haga un acuerdo para facilitar una fuga. Sigo los pasos de mi viejo que tiene una conducta intachable. No tengo nada que ocultar".

Mirá la entrevista completa:

Embed