Así lo afirmó Federico, uno de los jóvenes que asistió a la Time Warp. Explicó por C5N que "hacía mucho calor" dentro del complejo.
Federico, uno de los miles de jóvenes que asistió el viernes a la Time Warp, admitió este sábado que en las fiestas electrónicas "siempre hay droga", pero aclaró que "es muy raro que alguien muera por sobredosis".

El joven explicó por C5N que"dentro de la música electrónica, Time Warp es el evento del año en cuanto a "tecno" y agregó: "Había demasiada gente y hacía demasiado calor, teníamos que salir afuera de a ratos porque no se podía respirar. Había dos pabellones, en cada uno un escenario".

"No voy a boliches, pero salgo a estas fiestas. El calor era insoportabl,e no se podia estar adentro#, indicó Federico, quien sostuvo que el precio de una botellita de agua era de "40 pesos", cifra algo más barata de la que se vende en otras fiestas electrónicas.
.