La CAME explicó que los números surgieron tras un relevamiento realizado sobre 451 ciudades. Agregó que hay 570 saladitas y 81.032 puestos ilegítimos.
La venta informal ascendió a 4.988 millones de pesos en febrero, de acuerdo con relevamiento realizado por la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) sobre 570 saladitas y 81.032 puestos ilegítimos en distintos puntos del país.

Según precisó CAME, se relevaron un total de 451 ciudades de la Argentina y en 115 de ellas se encontraron mercados tipo saladitas.

La entidad señaló que los 4.988 millones de pesos que se registraron en febrero, si se proyectan en un año, alcanzan una cifra de 59.857 millones de pesos.

"El monto no sólo significa un enorme perjuicio para el comercio formal, sino también para las arcas del Estado, que sólo por IVA, se pierde de recaudar casi 12.000 millones de pesos al año", destacó la entidad.

Entre agosto 2015 y febrero 2016 creció 4% la cantidad de vendedores ilegales en promedio, y en particular subió 15,3% el número de puestos en saladitas (7.209 más) pero cayó 23,2% la cifra de manteros en los lugares con esta clase de ferias (6.168 menos).

La Ciudad de Buenos Aires, La Plata y los partidos de Lomas de Zamora, San Martín y La Matanza fueron, en febrero, las cinco localidades del país con mayor cantidad de vendedores ilegales, donde se concentró el 44% de los puestos clandestinos detectados en las 451 ciudades consultadas.

La Ciudad Autónoma de Buenos Aires continuó siendo el distrito más afectado por la informalidad con 12.927 puestos y cantidad récord de saladitas, con 134 predios, 9 más que un semestre atrás.

El rubro Indumentaria tiene la mayor proporción de comerciantes ilegales y concentra las ventas en la Capital, seguido por Calzados; y el barrio más poblado de saladitas fue Floresta, donde se concentra la mayor suma de predios y puestos.

Lomas de Zamora, en el Gran Buenos Aires, es el segundo aglomerado urbano con mayor cantidad de vendedores informales, donde funciona "La Salada" que reúne más de 10 mil puestos entre los fijos y los que se agrupan en el predio ubicado a la vera de Riachuelo.

A ellos hay que adicionarle que casi todos llegan a rotar hasta tres veces al día, estimándose que habría más de 30.000 comerciantes clandestinos trabajando en ese espacio.

La Plata resultó la tercera ciudad del país con más comerciantes fuera de regla: 4.600 puestos entre manteros y saladitas, a los que hay que sumarle muchos puestos que trabajan en las plazas bajo el lema de "venta de artesanías" pero negocian mercadería ilegítima.

En el partido de San Martín, en el Conurbano, se relevaron 7 saladitas con 3.600 puestos y 300 manteros en la vía pública; mientras que la Matanza, también en el Gran Buenos Aires, es el quinto distrito más comprometido, con 3.850 puestos (entre manteros y saladitas).

Por último, en San Salvador de Jujuy, la sexta ciudad del país con más tiendas clandestinas, se detectaron 3.850 puestos entre saladitas y manteros.

Hay dos ferias grandes, con casi 700 puestos cada una, que comercializan ropa, calzado, artículos de electricidad, de librería, ferretería, bazar, juguetería, comidas y hasta hay servicios de peluquería.