Los testigos de la trágica fiesta del Costa Salguero declararon baja identidad reservada. Además, el fiscal de instrucción se declaró incompetente y la causa quedó a cargo del juez Sebastián Casanello.

Varias personas que el viernes estuvieron en la fiesta electrónica "Time Warp" en Costa Salguero declararon bajo identidad reservada para reconstruir lo que ocurrió en el lugar donde fallecieron cinco jóvenes.

En tanto, el fiscal de instrucción Sandro Abraldes se pronunció por declarar la incompetencia del fuero común en el caso y pasar la causa al federal. El expediente quedó en manos del juez Sebastián Casanello.

Fuentes judiciales confirmaron que los testigos, bajo identidad reservada, coincidieron en que en el complejo había venta de pastillas, y que a las cuatro de la mañana se dejó de vender agua. Todos contaron detalles de lo que vieron esa noche.

Los testigos denominados "testigo A, testigo B, etc", no figurarán con sus nombres en el expediente, solo el juez y la fiscalía conocerán su identidad, pero no las partes, advirtieron las fuentes. La mayoría se puso en contacto con los investigadores a través de los correos electrónicos y los teléfonos informados por el fiscal Abraldes y Diego Iglesias.

Según se informó, los fiscales recibieron cerca de 40 mails y muchas de esas personas ya declararon, en tanto, el resto continuará haciéndolo este lunes.

Los investigadores quieren determinar quienes proveyeron y vendieron la droga que fue encontrada en el complejo y si los organizadores de la fiesta electrónica pudieron tener alguna responsabilidad.

Podrían ser acusados por el delito de favorecimiento o facilitación del consumo de drogas. La organización estuvo a cargo de Dell Producciones SA, de acuerdo a los datos informados.

Mientras avanza la investigación, el fiscal Abraldes se declaró incompetente para seguir interviniendo en la causa y pidió su pase a la justicia federal donde se investigan los casos por drogas.

Ahora el juez de instrucción Guillermo Carvajal debe decidir si coincide con el criterio del fiscal. Si es así, el caso quedará a cargo del federal Sebastián Casanello y del fiscal Federico Delgado, que están de turno con las fuerzas de seguridad.

Cuando se conocieron las muertes, Prefectura Naval llamó a la justicia de instrucción porque dijo que no había droga en el complejo Costa Salguero. Ayer el fiscal apartó a Prefectura de la investigación.

En el lugar se encontró droga, y además, Prefectura fue contratada por los organizadores para hacer adicionales, por esas razones, el fiscal Abraldes apartó a la fuerza y puso al frente a la Policía Federal.

Hoy se conoció la identidad de los cinco chicos muertos. Se trata de Nicolás Becerra, Francisco Ernesto Bertolli, Bruno Claudio Boni, Martín Bazano y Andrés Valdéz.