Dos muertos que frecuentaban zonas rurales del departamento de Burruyacú, al noreste de la provincia, fueron confirmados por las autoridades. Son casos inéditos.
El ministerio de Salud dictó el alerta epidemiológico para todos los servicios de salud, tanto públicos como privados, con el objetivo de intensificar la vigilancia y difundir las medidas de prevención.

Embed
"Es algo totalmente nuevo para nuestra provincia ya que nunca se habían registrado casos locales de hantavirus", señaló Rogelio Cali, director de Epidemiología del Siprosa.

"No es una enfermedad que se contagie como la gripe, sino que se produce cuando una persona entra en contacto con cierta raza de roedores que no se encuentran en ámbitos urbanos o domésticos", explicó Cali.

Embed
Si bien los casos de contagio habrían tenido lugar en Burruyacú, aún resta delimitar exactamente los sitios con presencia del virus.

"Hemos solicitado colaboración de expertos nacionales que arribarán a la provincia en las proximas horas para hacer los estudios necesarios", agregó el funcionario.

Embed
Desde el Siprosa se emitió un comunicado en el que se explicó que los recaudos están orientados a las personas que realizan actividades en zonas rurales o tengan contacto con galpones abandonados donde pueda haber muchos roedores y a los profesionales de la salud que integran los equipos que asisten al territorio.

Mientras tanto, el Colegio de Ingenieros Agrónomos y Zootecnistas de Tucumán emitió un alerta interno, dando cuenta de la información del Ministerio de Salud, y recomendó extremar las precauciones, utilizar barbijos en depósitos y desinfectar las instalaciones.