Lo dijo el fiscal federal Federico Delgado, quien está a cargo de la investigación por la muerte de cinco jóvenes en la Time Warp. Así, lamentó que varios casos que pasaron por su fiscalía hayan quedado en el olvido.
Las causas por venta de drogas en fiestas electrónicas terminaron archivadas por la Justicia. Esta vez, ante la muerte de cinco jóvenes se abrió una investigación que apunta por primera vez a los organizadores de la misma como máximos responsables.

"Lamentablemente las derivaciones de las denominadas fiestas electrónicas no son nuevas para la fiscalía", dijo el fiscal Federico Delgado a cargo de la investigación y al explicar que varias casos que se iniciaron en su fiscalía terminaron archivados y en el olvido.

Embed
En el año 2013, la fiscalía a su cargo inició una investigación preliminar que se judicializó en el año 2014. La denuncia recayó en el Juzgado Federal N°10, Secretaría n° 19 (c. n° 11793/14) que fue archivada finalmente por la Cámara Federal el 10 de marzo de 2015.

El fiscal remarcó que durante el mismo año 2015, realizó otra investigación preliminar que quedó radicada en el Juzgado Federal N° 2, Secretaría n° 4 (causa n° 411/15) y que también fue archivada el 14 de mayo de 2015.

"En ambos expedientes intentamos desentrañar si había organizaciones delictivas que vendían drogas en las denominadas "Creamfields", indicó el fiscal en un dictamen en el que pidió la detención del presidente de Dell Producciones.

"Los denuncias tenían datos reveladores que a la luz de la tragedia del 15 de abril de 2016, adquieren otra dimensión", advirtió el fiscal. Por esa razón, le pidió al juez Sebastián Casanello que debería compulsar esos legajos para contextualizar los hechos.

"Precisamente, porque la lectura de las actuaciones labradas en estos días revelan con nitidez que la sigla "Time Warp" fue una suerte de significante vacío que alojó una pluralidad de maniobras delictivas prolijamente organizadas", enfatizó el fiscal.

Embed