Argentina realiza una emisión de entre 10.000 y 15.000 millones de dólares en varios tramos de bonos, con la que espera pagar parte de la deuda a los fondos buitre y holdouts.
El interés por la colocación de deuda argentina superó ampliamente lo proyectado, según indicaron diferentes operadores del mercado.

"Se habla que los inversores ofertaron unos u$s 60.000 millones, con gran interés en el bono a 30 años", señalaron las fuentes.

Seguí leyendo esta nota en ámbito.com