El exdirector de TyC dejó constancia que la empresa pagaba sobornos ya antes de su llegada a la compañía en 2005 para "obtener y mantener los derechos comerciales de varios torneos". Negocia una reducción de pena y arresto domiciliario. Además, devolverá u$s 21 millones.
Alejandro Burzaco, el principal empresario argentino acusado en el FIFA Gate, se declaró el 21 de marzo pasado culpable ante la Justicia de los Estados Unidos.

Lo hizo ante el juez de Nueva York que investiga el caso, Raymond J. Dearie, y luego de haber pactado en noviembre pasado con el FBI norteamericano no sólo su confesión en el pago de sobornos, sino de haber señalado a varios de sus supuestos cómplices.

Seguí leyendo más en Ámbito.com