Por la primera ronda del ATP de Conde de Godó, en Barcelona, durante el encuentro entre Nicolás Almagro y Teimuraz Gabshvili, uno de los alcanzapelotas quiso apurar el trámite y se dio un terrible golpazo contra la pared.

Embed
La caída fue tan importante que hasta el propio Almagro (que terminó perdiendo el partido) se dio vuelta para ver qué sucedía. El niño, en tanto, quiso pasar el mal momento con una sonrisa.

Mirá el video:


Embed