Igor, delantero del Cuiabá de Brasil, se enfureció porque su entrenador lo metió en el segundo tiempo y lo sacó a los 20 minutos en el encuentro ante Operário Várzea. Tuvieron que frenarlo sus compañeros.
"No estaba haciendo la función táctica y lo cambié. Optamos por el cambio y él necesita respetar más a sus compañeros. Mientras yo esté como técnico, Igor no juega más", admitió el DT Fernando Marchiori tras el incidente.

Cuiaba