El ministro de Economía aseguró este martes en conferencia de prensa que 690 inversores hicieron órdenes de compra para la deuda destinada al pago a los fondos buitre. "Fue un broche de oro para volver al mundo", sostuvo.
"Hemos recorrido los centros internacionales explicando lo que está pasando en la Argentina, volviendo a convencer a los que están afuera, a los que están adentro, de que se ha iniciado una nueva etapa", planteó el ministro al hablar con la prensa en la Casa de Gobierno acompañado del jefe de Gabinete, Marcos Peña.

Embed
Asímismo negó que el Gobierno esté implementando "una etapa de ajuste", a la vez que afirmó que el acuerdo con los holdouts "no es para quedar bien con el exterior", sino "para que los argentinos tengan empleo digno".

Sin embargo, el jefe de Gabinete dijo que el Gobierno reconoce que "es un momento angustiante" en materia económica, pero destacó que "también es muy trascendente todo lo que está ocurriendo en este proceso de terminar de consolidar la salida de default, lo que reafirma nuestro compromiso y nuestro entusiasmo, y de expectativa hacia el futuro".
"El acuerdo con los holdouts es para que los argentinos tengan un empleo digno", Prat Gay.

En cuanto a la denuncia de dólar futuro, Prat Gay aseguró que gracias a la denuncia en la Justicia por la operatoria de dólar futuro realizada por el Banco Central durante el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, "se evitó un costo mayor para el Estado nacional" y afirmó que la discusión pasa por la "acción fraudulenta de un gobierno que vendía regalado lo que no tenía".

Embed
"La discusión es el fraude a la administración pública en que creemos que incurrió el Banco Central. Gracias a esa denuncia pudimos evitar que se agrandara más. En vez de 18.000 podrían haber sido de 25.000 millones y estaríamos hablando de un costo mayor para el Estado nacional", dijo Prat Gay en rueda de prensa en Casa de Gobierno.

Embed