El escándalo en el ambiente del Turismo Carretera (TC) tras la exclusión de Omar "Gurí" Martínez, líder del campeonato, de la carrera de Concordia del domingo por irregularidades en el motor de su Ford provocó un amplio repudio de sus colegas, que hicieron oír sus voces críticas.
Matías Rossi, ganador de la carrera de Concordia, calificó el hecho como "una falta gravísima", y al mismo tiempo agregó que a su criterio es "una tomada de pelo lo que hicieron, porque no es un detalle menor".

"Espero que se tomen las medidas necesarias para educar y el que la quiera hacer, la piense dos veces. Dije públicamente en una reunión donde estuvimos varios pilotos, incluído el 'Gurí' y la comisión directiva de la ACTC el sábado pasado que hay que aplicar mano dura para tener un automovilismo más sano", afirmó Rossi en su cuenta oficial de Twitter.

Embed

Embed
Rossi ganó la competencia de Concordia, pero sufrió mucho, dado que llegó a descompensarse tras las altas temperaturas a la que estuvo expuesto dentro de su habitáculo.

El "Gurí" Martínez, que terminó 11º, fue excluido de la competencia debido a que se comprobó una anomalía en torno a las cilindradas de su motor.

A última hora de esta noche el propio Martínez emitió un comunicado en el que deslindó de toda responsabilidad a su motorista y se hizo cargo de "toda la responsabilidad. Para la prueba de Concordia utilizamos un motor de repuesto en el auto y no advertimos que había una cilindrada fuera de reglamento", reconoció el piloto entrerriano de 50 años.

Embed
El más duro fue precisamente el anterior motorista de Martínez, Carlos Alberto Laboritto, quien acompañó al "Gurí" en el título que obtuvo éste en 2004, cuando afirmó que lo que sucedió con el actual campeón es "una vergüenza".

"Si tiene uno o dos cilindros bien y los demás mal, eso está hecho adrede. No hay otra manera de hacerlo. Eso tiene que estar programado para que te dé bien",
afirmó en declaraciones al sitio web de Carburando.

"No entiendo cómo el 'Gurí' se metió en una cosa como esa. A mí que no me vengan a decir que es culpa del motorista. Martínez es dueño del equipo y de sus propios motores", enfatizó.