El Estado de Nueva York celebra sus primarias en las elecciones internas más reñidas de los últimos años. Aunque Hillary Clinton (Demócrata) y Donald Trump (Republicano) están mejor posicionados que sus contendientes, nada está dicho todavía. Su performance este martes será clave para consolidar su ventaja sobre Bernie Sanders y Ted Cruz.
El estado de Nueva York vota este martes en una de las elecciones primarias más reñidas y más decisivas en años, con los precandidatos presidenciales demócrata Hillary Clinton y republicano Donald Trump como favoritos a quedarse con una nueva victoria en su carrera a la Casa Blanca.

Los centros de votación comenzaron a recibir los sufragios a partir de las 6 hora local en distritos como el de la ciudad de Nueva York y en condados cercanos, aunque en otros condados los centros de votación sólo abrieron a partir del mediodía.

Embed
Todos ellos cerrarán a las 21 hora local (las 22 en Argentina) y a partir de ese momento se conocerán las primeras encuestas a boca de urna y proyecciones estadísticas de las diferentes cadenas de TV antes de que comience el goteo de los datos que vayan surgiendo del escrutinio.

Este martes sólo votaron en el estado los dos favoritos de cada bando, Clinton y Trump, porque los demás tienen que depositar su voto en los distritos en los que están registrados.

Las últimas encuestas sólo le dan a Hillary Clinto dos puntos de ventaja sobre el senador Bernie Sanders

"Estoy emocionada no sólo por hacer campaña en Nueva York, sino también por poder votar aquí", afirmó Clinton en declaraciones a los periodistas al emitir su sufragio en una escuela de la localidad neoyorquina de Chappaqua.

Tanto Hillary como su esposo, el ex presidente Bill Clinton están registrados allí, en el condado de Westchester, porque en esa localidad tienen su residencia y vivieron durante 16 años. Hillary Clinton fue senadora por el estado de Nueva York entre 2001 y 2009.

Embed
Clinton lidera las encuestas de las primarias en Nueva York, pero, a nivel nacional, las últimas encuestas dadas a conocer por The Wall Street Journal y la cadena NBC sólo le dan dos puntos de diferencia con el senador por Vermont Bernie Sanders.

La ex secretaria de Estado votó en Chappaqua acompañada de su marido, quien dijo que hoy era "un día maravilloso para terminar una gran campaña" electoral en este estado.

Se da por descontado que Trump se impondrá en las primarias republicanas por el estado de Nueva York

Trump, nacido en el distrito de Queens, en la ciudad de Nueva York, votó en un centro situado en una sinagoga próxima a la Torre Trump, en el centro de la isla de Manhattan, donde acudió en medio de vítores de sus seguidores

"Ha sido algo genial", afirmó el magnate del sector hotelero e inmobiliario, claro favorito en Nueva York en las elecciones primarias del estado.

Embed
La votación de Nueva York elegirá a los delegados demócratas y republicanos que acudirán a las convenciones de los respectivos partidos para designar el candidato presidencial que competirá en los comicios de noviembre, de los que saldrá el sucesor del demócrata Barack Obama.

Del lado demócrata están en juego 247 delegados, sin considerar los "superdelegados" o dirigentes del partido que no reciben un mandato directo en los comicios de este martes aunque pueden anticipar a favor de quién votarán en la convención.

En cada primaria se define a qué precandidato respaldarán en la convención nacional de cada partido los delegados elegidos

La cuenta provisional a nivel nacional e incluyendo el cálculo de los "superdelegados" que están a favor de Clinton concede a la ex secretaria de Estado 1.791 delegados y a Sanders 1.115, según el recuento de la cadena CNN.

Una victoria de Sanders en Nueva York representaría un gran tropiezo en la campaña de Clinton, que no ha ganado una primaria desde la que hubo el 22 de marzo en Arizona, mientras que Sanders se ha adjudicado siete votaciones consecutivas desde esa fecha.

Embed
Los votantes republicanos, por su parte, eligen 95 delegados a la convención. De momento, es Trump el que lidera la cuenta, con 758 delegados, seguido por el senador Ted Cruz, con 553.

Trump tiene asegurada su victoria en Nueva York, según las encuestas, pero no en el resto del las elecciones primarias que restan, hasta el 14 de junio.