El rapero estadounidense rompió el silencio sobre el episodio de violencia de género que tuvo con la estrella de Barbados, en 2009, y confesó que "quiso suicidarse".


En 2009, Rihanna vivió uno de los momentos más difíciles de su vida: camino a los Grammy, su entonces pareja, el rapero estadounidense, Chris Brown, la desfiguró a golpes.

Tras varios años de silencio, el músico, de 26 años, realizó un documental, en el que confesó que pensó en quitarse la vida tras agredir brutalmente a la cantante. "Me sentí como un p... monstruo. Pensé en suicidarme y todo eso. No dormía, no comía. Lo único que hacía era drogarme", detalló.

Seguí leyendo en RatingCero.com.