El puntero Lanús empataba como local ante Rafaela, uno de los peores equipos del torneo, y se perdía la chance de sumar de a tres. Sin embargo, a falta de dos minutos para el final, el juez de 31 años cobró una mano que no existió. Mirá el video.