El bebé nació prematuramente, pero su estado de salud no presentó complicaciones. La mujer de 41, llegó hace unos meses al hospital y los neurocirujanos constataron que estaba en estado de muerte cerebral, debido a un cáncer de cerebro.
Una mujer en estado de muerto cerebral fue mantenida artificialmente en vida durante 55 días para que pueda dar a luz a su hijo, que nació prematuro pero cuyo estado de salud "no presenta complicaciones", informó este martes el hospital universitario de Wroclaw en Polonia.
"El niño nació a principios de año, en la 26º semana de embarazo. Pesaba 1.000 gramos. Luego de tres semanas de cuidados, su estado de salud correspondía al de un prematuro extremo, sin complicaciones. Lo acaban de dar de alta", dijo Barbara Krolak-Olejnik, jefa del departamento de neonatología.

Embed
"Es extremadamente raro poder mantener un embarazo tan poco avanzado, en su 17º o 18º semana, durante tanto tiempo", señaló.
Cuando la madre del bebé, una mujer de 41 años, llegó hace unos meses al hospital, los neurocirujanos constataron que estaba en estado de muerte cerebral, debido a un cáncer de cerebro.
"Toda su familia quiso que intentemos salvar al niño", explicó Krolak-Olejnik.

Embed
"Fue una larga batalla de 55 días. Nosotros, los neonatólogos, queríamos que el pequeño crezca lo más posible pero un día, frente a un peligro que ponía en riesgo su vida, optamos por hacerlo nacer por cesárea", precisó.
Luego de tres semanas en cuidados intensivos, el bebé pesaba tres kilos y respiraba de forma autónoma, por lo que fue dado de alta.