El Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom) "aunque tiene los medios para pedir el bloqueo de Uber, no lo puede hacer con la orden de un fiscal, sino que debería ordenarlo un juez", aseguraron voceros del organismo tras el pedido del fiscal porteño Martín Lapadú de bloquear las plataformas digitales a través de las que se accede a la aplicación.
Los voceros agregaron que aunque lo ordenara un juez de la ciudad de Buenos Aires, el bloqueo "sólo podría aplicarse en esa jurisdicción" e indicaron que de acuerdo al reglamento que los rige "no pueden inmiscuirse o entrometerse en los contenidos" de las plataformas

En tanto desde la Fiscalía porteña indicaron a Télam que "todavía no recibieron ninguna comunicación oficial por parte del Enacom" tras el pedido de bloqueo, mientras que esta tarde Uber detalló que "analizan la medida recientemente comunicada y daremos más información una vez que nuestro equipo haya evaluado la situación".

Consultado sobre la medida tomada por Lapadú, el abogado especialista en derechos de autor en Internet Ariel Vercelli consideró que "si el pedido de bloqueo es para todo Uber, es un tanto excesivo".

Embed
"El tipo de bloqueo indiscriminado y que no distingue entre url y aplicación móvil resultaría en una
violación de la libertad de expresión, porque al bloquear toda la página web se estaría impidiendo el acceso a información del sit
io y el servicio que no tienen que ver con el uso comercial", afirmó en diálogo con Télam.

Vercelli enfatizó que "se puede estar en contra del servicio comercial específico, pero no en contra de todo el resto de la información".

"Es muy difícil saber hasta dónde es ilegal lo que se esta haciendo, ya que en el caso de Uber se incumple con la normativa del comercio formal en Argentina, no se sabe bien si los choferes están o no en relación de dependencia ni tienen domicilio fiscal, por eso es el servicio y no la página web lo que es irregular", explicó y agregó que "hay un vacío legal muy grande sobre estos casos".

Embed
Por su parte Marcos Soto, delegado gremial del Sindicato de Peones de Taxi, aseguró a Télam que "continúa firme la protesta de mañana a las 11 en la sede del gobierno porteño, porque la empresa Uber continúa operando y poniendo en peligro nuestra fuente de trabajo".

"Nosotros queremos trabajar, no queremos parar ni tampoco queremos complicarle el día a nadie, pero no tenemos opción porque esa empresa está funcionando a pesar de lo que diga la Justicia", afirmó.

Mientras se discute la legalidad de la aplicación Uber, que ofrece el servicio de transporte de pasajeros a través de un celular inteligente, otra empresa que ofrece prácticamente el mismo servicio anunció hoy su llegada a Argentina prevista para el mes de mayo.

Embed

Cabify
, empresa de origen español, ofrece la posibilidad de solicitar un auto con chofer a través de un smartphone en cualquier momento, pero a diferencia de su par norteamericana estima el costo del viaje por los kilómetros recorridos y no por el tiempo, por lo que en muchos casos se reduce notablemente la tarifa final.

Además, según el comunicado que difundió Cabify, está garantizado el seguro de responsabilidad civil para sus usuarios y la legalidad para operar.

Ricardo Weder, CEO de Cabify Latinoamérica, aseguró que "la llegada de nuevas tecnologías y modelos de negocios emprendedores que rompen los esquemas habituales representan una mejora imprescindible para la sociedad en cualquier país".