La actriz llegó del viaje en el que conoció a la familia del actor y luego de responder las preguntas más serias sobre la relación, le dio rienda suelta a su espontaneidad.

La China Suárez suele ser muy medida en cada declaración a los medios. Cuando volvió de Chile con Benjamín Vicuña respondió con cautela sobre los temas más delicados (como su relación con el actor y su hija Rufina), pero en un momento se relajó y hasta se permitió un exabrupto.

Seguí leyendo en RatingCero.com