Apple recibió 4.000 solicitudes de acceso a datos almacenados en dispositivos fabricados por la compañía durante el segundo trimestre del 2015 por parte de las autoridades estadounidenses, según su último informe de transparencia.
El informe revela que Apple compartió algunos datos con las autoridades en un 80% de los casos y que las peticiones afectaron a un total de 16.112 dispositivos.

El estudio ofrece también detalles de otros países, como España, que realizó 1.196 peticiones de información a Apple relacionadas con 3.460 dispositivos.

La compañía entregó datos de 744 dispositivos a las autoridades españolas, equivalente a un 62% del total.

El informe de transparencia revela también que Uruguay realizó una petición a Apple en el segundo semestre del 2015, a la que la empresa tecnológica accedió.

Las autoridades brasileñas, por su parte, realizaron 55 peticiones de acceso a datos de 357 dispositivos y Apple entregó algunos datos en el 80 % de los casos.

Embed
Alemania fue el país que más información pidió en el periodo, con un total de 11.989 solicitudes de acceso a datos de 31.360 dispositivos. Apple compartió algo de información en un 52% de los casos.

El estudio de transparencia sale a la luz poco después de que el gigante con sede en Cupertino se negara a diseñar un software para que el FBI pudiera acceder a un teléfono iPhone utilizado por el autor del tiroteo el año pasado en diciembre en la localidad californiana de San Bernardino.

La empresa facilitó al FBI algunos datos del autor del tiroteo almacenados en el iCloud, pero se negó a diseñar el software solicitado por las autoridades al asegurar que al hacerlo pondría en peligro la privacidad de todos sus teléfonos.

La colaboración de Apple con las autoridades comenzó a disminuir a partir del año 2014, cuando la empresa tecnológica lanzó su sistema operativo iOS 8 que, según la compañía, le impide acceder a los datos de sus teléfonos iPhone.

Apple no revela en el informe detalles específicos sobre las solicitudes del Gobierno estadounidense, aunque sí ha afirmado que las autoridades no le han pedido datos en masa.