La ex fiscal de la causa que investiga la muerte de Alberto Nisman aseguró que "nunca" fue influenciada y culpó a la querella de "atrasar" toda la investigación. "Me resulta llamativo cómo se operó en mi contra", admitió.


Fein en Vorterix

La ex fiscal Viviana Fein rompió el silencio luego de que la causa por la muerte de Alberto Nisman pasara al fuero federal y aseguró que "nunca" recibió presiones políticas y recalcó que trabajó "con total libertad".

"No recibí presiones políticas aunque se hablaba de que yo podría estar influenciada", señaló Fein en declaraciones a Vorterix.

Además, afirmó que desde el inicio de la causa "la querella quería pasar el caso al fuero federal y atrasó todo" y dijo que la atacaron "injustamente".

Fein sostuvo que "no hay pruebas" para determinar que hubo terceras personas en el departamento de Nisman y recordó que fue la jueza Fabiana Palmaghini quien "manifiesta que la querella unidireccionó la investigación".