La cantante, que ya fue censurada por publicar imágenes que no respetaban las reglas establecidas por la red social, traspasó los límites nuevamente.

Rihanna parece estar grabando una nueva versión de su video Need Me (Necesitame) y en su cuenta de Instagram compartió imágenes del backstage que causaron polémica.

Desnuda, con un body completamente trasparente que deja ver sus pezones, la cantante se pasea por una mansión, mientras sostiene un arma.


Seguí leyendo más en RatingCero.com