Según trascendió en las últimas horas, seis de los 27 efectivos contratados como policía adicional por los organizadores de la fiesta electrónica, fueron separados de la fuerza.
Se trata de los seis prefectos que están citados a indagatoria por haber ocultado droga secuestrada en el evento. Las detenciones fueron por orden de la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich.

Entre los seis prefectos están Adrián Alvarez, jefe de servicio, Alberto Gabriel Pandiani e Ivana Gómez. En base a esta noticia y según dio a conocer el periodista Mauro Szeta por C5N, los miembros de la fuerza habrían escondido la droga por 16 hs.

Además en el día de ayer y también en diálogo con el canal de noticias, un testigo que había asistido a la fiesta electrónica, dejó saber que lo revisaron en la entrada, pero que el grupo que venía detrás suyo pasó "sin ningún tipo de control".

Federico Delgado
, fiscal federal que investiga la causa, insistió en dictaminar que en Time Warp hubo "una especie de 'zona liberada' para que pudieran comercializarse los estupefacientes dentro de la fiesta", y sostuvo que los controles de ingreso "eran escasos" y "no solicitaban DNI", por lo que hubo "menores de edad en la fiesta".