Protestaron entre a las 5 y las 7 contra la instalación de terminales automáticas para cargar la SUBE con un piquete a la altura de la estación Diagonal Norte. De a poco se normalizan las frecuencias.

Según informó la empresa Metrovías, la medida "sorpresiva" es "absolutamente injustificada". En este sentido, explicó que "tiene su origen en un conflicto de carácter interno en el gremio con motivo del rechazo a la instalación de Terminales Auto Servicio (TAS) en el subte".