Un tramo de la bicisenda construida con motivo de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, que bordea el litoral de la ciudad brasileña sobre un viaducto recién inaugurado, se derrumbó este jueves por el fuerte oleaje y dejó al menos dos muertos.
Se desplomó un tramo de viaducto de cerca de 50 metros, que fue construido sobre una roca junto al mar y que transcurre de forma paralela a la avenida Niemeyer.

Dos hombres de cerca de 40 años murieron en el derrumbe, al caer al mar junto a los escombros, según informaron portavoces de los bomberos.

Embed
Los equipos de rescate continúan las búsquedas en el mar ante la posibilidad de que haya un desaparecido, aunque esa información no está confirmada, según informó el secretario de Gobierno de la Alcaldía de Río, Pedro Paulo Carvalho Teixeira, en declaraciones a periodistas.

Los equipos de rescate siguieron las búsquedas con un helicóptero, una moto acuática y submarinistas, que permanecen en el lugar buscando las posibles víctimas en el mar.

Al menos uno de los fallecidos fue sacado del mar por el helicóptero de los bomberos y fue llevado a la playa de São Conrado, cerca del lugar del accidente.

El tramo nuevo de ciclovía mide 3,9 kilómetros, fue inaugurado el pasado enero y costó 45 millones de reales (unos 12 millones de dólares).

bicisenda2.jpg
Este proyecto pretende conectar toda la costa de Río y dará servicio a unos 70 mil ciclistas al día, según los cálculos de la Alcaldía.

La estimación de la Alcaldía era que el proyecto quedase completamente finalizado antes de los Juegos Olímpicos que tendrán lugar entre el 5 y el 21 de agosto de este año.