El fiscal Federico Delgado pidió al juez Sebastián Casanello que requiera a la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, que las pericias y el escrutinio de pruebas en la causa por las muertes en la fiesta electrónica en Costa Salguero "sea una prioridad", para evitar un encubrimiento de responsabilidades.
En ese sentido recomendó al juez que fije un plazo perentorio a la División Apoyo Tecnológico y Apoyo Judicial de la Policía Federal Argentina para realizar la pericia técnica de los elementos secuestrados a los jóvenes que fallecieron y los discos rígidos de las computadoras de las empresas que fueron allanadas.

"Es preciso que se redoblen las medidas de seguridad para preservar la prueba y buscar rastros de su eventual sustracción porque esos rastros nos llevarán en forma directa a los responsables", sostuvo Delgado en su dictamen.

El fiscal señaló que la experiencia "nos dice que las fuerzas de seguridad tardan en empezar las pericias. Además, cuando empiezan dicen que no tienen medios. De hecho ya pasó acá –en el informe técnico de fecha 17 de abril del corriente año se informó que ´la tecnología que posee esta División NO pudo obtener la información del equipo celular bloqueado con código PATRON–´. Esto no puede pasar", enfatizó el fiscal.

Embed
"Y para que no pase la fiscalía sugiere que VS requiera a la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, que ordene al Jefe de la Policía Federal Argentina que el escrutinio de las pruebas sea una prioridad y que se respete el plazo judicial, que para la fiscalía debe ser de 10 días", añadió.

Para el fiscal, el primer paso del encubrimiento nace con el amontonamiento de efectos secuestrados. "Por ese motivo, el dictamen debe ser leído como un llamado para evitar que la causa se transforme en la crónica de un encubrimiento anunciado. "Por ese motivo, el dictamen debe ser leído como un llamado para evitar que la causa se transforme en la crónica de un encubrimiento anunciado. No por mala voluntad, sino por una cultura judicial que privilegia la formalidad por sobre la verdad".

El fiscal pidió determinar los contactos que surgen en las "agendas", el intercambio de mensajes de texto y a través de "WhatsApp", "Facebook", "Twitter" y fotografías almacenadas, de los teléfonos celulares de las víctimas.

También establecer de forma urgente el contenido de documentos hallados en discos rígidos y servidores de computadoras secuestradas en empresas allanadas.

"Asimismo, entendemos que en caso de que la fuerza de seguridad no cuente con herramientas técnicas para cumplir con el objetivo, se dé inmediata intervención a la Agencia Federal de Inteligencia. Decimos esto porque la totalidad de fuerzas de seguridad con las que habitualmente trabajamos carecen de tecnología idónea para obtener información de teléfonos celulares, discos rígidos, etc., que cuenten con claves de acceso y habitualmente la AFI logra hacer esos trabajos", sostuvo el fiscal.