"Si avanza el proyecto que establece el doble despido, el Gobierno tiene las herramientas para impedir su aplicación", así confirmaron fuentes de la Casa Rosada su decisión de no avalar políticas que "perjudican a los argentinos". A tal punto es la convicción que dicho proyecto desalentaría a los empresarios a tomar personal e incluso aumentaría el empleo en negro (que continúa en cifras superiores al 30 por ceiento) que una altísima fuente gubernamental afirmó que "ni siquiera el presidente Mauricio Macri se comunicó con Sergio Massa del Frente Renovador".
Este miércoles en la Comisión de la Cámara se firmó en mayoría el proyecto de ley para prohibir los despidos en la administración pública y en el sector privado. En tanto, el oficialismo se opuso presentando un proyecto que plantea que sólo se pueda declarar la emergencia ocupacional si el desempleo supera el 10 por ciento.

Desde el entorno presidencial insisten que duplicar la indemnización "demostró que estas medidas no funcionan" e insisten que las cifras de despidos que se barajan no son tales. Admiten que el empleo privado hace casi 4 años que no crece pero que no es cierto que en los últimos meses se produjeron tantos despidos. Al respecto, y con la intención de discutir en base a datos ciertos una alta fuente oficial confirmó que en pocos días más "se dará las altas y bajas del empleo que se registran en la SIPA" (Sistema Integrado Previsional Argentino) uno de los registros más concretos de los movimientos de la contratación en blanco.

Seguí leyendo esta nota en ambito.com