Simpatizantes de la Lepra se reunieron en el estadio Marcelo Bielsa para apoyar al equipo de cara al clásico de la ciudad ante Rosario Central y se sumaron a la nueva moda violenta de intimidar a los jugadores.
Hinchas de Newell's Old Boys realizaron en la noche del jueves un multitudinario "Banderazo" en el estadio Marcelo Bielsa en apoyo al equipo en la previa del clásico de la ciudad ante Rosario Central, bajo la consigna: "Matar o Morir".

Embed
Esa fue la frase que se encendió con bengalas en el alambrado que da hacia la popular de la doble bandeja, cuando el plantel de jugadores saltó al campo de juego para saludar a los 25 mil fanáticos.

Embed
Los futbolistas y el público se fusionaron con los cánticos tradicionales de la cancha, no faltaron las banderas y los fuegos artificiales, junto a las bengalas para iluminar el estadio que quedó a oscuras cuando los futbolistas recorrieron el campo.

Y obviamente el ruego o grito de guerra, desde lo futbolístico, de ganarle al rival de toda la vida, con un cartel iluminado que rezaba "Matar o Morir", ubicado en la tribuna popular local que se aloja la barra brava.

Además, mientras los jugadores observaban las tribunas y utilizaban sus respectivos teléfonos celulares para filmar y sacar fotos para recordar el acontecimiento, en la popular se desplegaron banderas de Rosario Central, mostrados a los presentes como "trofeos de guerra" y desafiando al archirrival del domingo.

Embed
En esta oportunidad, el "Banderazo" tuvo su lado solidario porque se recibieron todo tipo de donaciones (agua mineral, pañales, artículos de limpieza, repelentes, botas y pilotines) para los inundados de Entre Ríos, en especial para la localidad de Villa Paranacito, una de las más afectadas.