Kenneth Dart, uno de los emblemas del "juicio del siglo", será el primero en cobrar. El holdout que compró bonos a punto de caer en default en noviembre de 2001 recibirá en su cuenta de las islas Caimán unos US$848 millones.
La NM Dart, que abrió el camino de la embestida de los fondos buitre, será también el fondo que le abrirá la puerta a la salida del default. Luego cobrarán -en este orden- el Montreaux, Capital Markets, Wilton, Córdoba y LA Capital.

El listado de los que irán recibiendo el anuncio sobre el giro de los casi US$6.200 millones que se liquidarán en esta primera etapa continuará durante toda la mañana hasta llegar cerca del mediodía al giro más importante de todos. Será cuando en la cuenta especialmente diseñada por el fondo NML Eliot, Paul Singer reciba los US$4.657 millones correspondiente a la deuda que al país le corresponde pagarle por haber sido el principal impulsor del juicio contra la Argentina.

Embed
Singer, que inició el litigio en 2008, habrá ganado un 1.200%, un nivel de recupero que en el mundo sólo es equiparable con el tráfico de armas o de personas. En una segunda etapa, también hoy, unos US$3.100 millones. El primer grupo fue el que cerró acuerdos con el país hasta el 29 de febrero, mientras que el segundo fue el que terminó de negociar después de esa fecha.

La orden de comenzar a liquidar la deuda será dada esta mañana por el propio ministro de Hacienda y Finanzas Alfonso Prat Gay, y ejecutada en conjunto por la Secretaría de Finanzas de Luis Caputo y el Banco Central de Federico Sturzenegger. La operación será comunicada inmediatamente al juez Thomas Griesa, que una vez que sus "clerks" certifiquen que las transferencias comenzaron daría la orden de habilitar el "stay" para que el país pueda cumplir con sus compromisos sin riesgo de "embargos".

Para que el juez y sus "clerks" confirmen que la operación se está cumpliendo, deberán esperar además que el agente financiero del país, el Bank of New York Mellon (BoNY) también recibió las órdenes y que no hay impedimentos para que ejecute las liquidaciones. El banco además confirmará hoy que ya se pagaron los US$539 millones a los tenedores del Descoyunta que no fueron pagados en junio de 2014 y que permanecían en default.

Seguí leyendo en ámbito.com