Los líderes sindicales de las cinco centrales obreras coincidieron en que si el Gobierno traba el proyecto de ley que busca evitar más cesantías, podrían realizar una huelga en mayo.
La posibilidad de anunciar medidas de fuerza el 29 de abril comenzó a tomar impulso entre las cinco centrales obreras, que confluirán en un acto por el Día del Trabajador.

La elevación del tono y la chance concreta de un escenario de conflictividad quedó planteada una vez que el Gobierno dio a conocer que vetará la eventual sanción de una ley de emergencia ocupacional, impulsada por el sindicalismo y todos los bloques de la oposición en Senado y Diputados.

Seguí leyendo en ámbito.com