Independiente del Valle será el adversario del Millonario en octavos de final de la Copa, por lo que mudará su localia al Atahualpa de Quito y entregará el dinero de las entradas a los damnificados por el terremoto que afectó al país la semana pasada.
Cuando el árbitro peruano Víctor Carrillo terminó el partido entre River y Trujillanos en el Monumental, el Millonario ya pensaba en el próximo rival en octavos de final de la Copa Libertadores. La victoria por 4 a 3 en condición de local lo depositó en lo más alto del grupo 1, por lo que se cruzará con Independiente del Valle de Ecuador en la siguiente fase.

Los de Gallardo jugarán la ida en Ecuador, donde Independiente del Valle mudará su localía a Quito para jugar en el estadio Atahualpa, propiedad del Deportivo, en la que donará la recaudación a los damnificados por el terremoto que afectó al país la semana pasada.


Embed
La mudanza al Estadio Atahualpa responde a exigencias del reglamento de la Conmebol, que no le permite a un equipo albergar un partido de octavos de final en un estadio con capacidad menor a los 20.000 espectadores. El Rumiñahui, la cancha de Independiente del Valle, solo tiene lugar para 7.233 personas.

cuadro octavos copa libertadores.jpg
El Atahualpa tiene la capacidad de albergar a 38.500 espectadores, 31.267 más que el que se encuentra ubicado en Pichincha, una pequeña ciudad, ubicada aproximadamente a 17 kilómetros de la capital ecuatoriana.

Embed
Se espera que la recaudación sea superior a la habitual, y que con esto se pueda ayudar a una gran parte de la comunidad a sobrellevar el difícil momento que vive tras el sismo del último sábado.