En medio de las disputas con los fondos buitre el juez de Nueva York había bloqueado el pago a los bonistas que sí habían aceptado los canjes de deuda de 2005 y 2010. Ahora podrán cobrar lo que les corresponde y la Argentina saldrá del default.
El mediador Daniel Pollack anunció que el juez de Estados Unidos, Thomas Griesa, decidió levantar las restricciones, por lo que se destraban los pagos de la deuda surgida de los canjes de 2005 y 2010. Así Argentina dejó de estar en situación de default.

El magistrado mencionó en una orden judicial que se habían cumplido las condiciones impuestas a Argentina para desmantelar la medida cautelar.

Más temprano el país notificó este viernes a Griesa que pagó a los fondos buitre y otros holdouts unos 9.300 millones de dólares de deuda en default

En una carta enviada por su abogado Michael Paskin, el Gobierno indicó que "la República ha hecho pago completo de acuerdo con los términos específicos de cada acuerdo" con los querellantes con los que llegó a un compromiso hasta el pasado 29 de febrero.

Argentina pagó a los fondos buitre NML Capital y Aurelius y otros querellantes con dinero proveniente de una emisión autorizada por Griesa en la que colocó esta semana deuda soberana por 16.500 millones de dólares.

En su orden del 2 de marzo, el juez de Nueva York había exigido como primera condición que Argentina derogase las leyes que impedían un acuerdo con los fondos querellantes que no entraron en sus canjes de deuda de 2005 y 2010 aceptados por 93% de los bonistas, algo que el Congreso de ese país cumplió el 31 de marzo.

La segunda condición era el pago a todos los acreedores judiciales con los que se hubiese llegado a un preacuerdo hasta el 29 de febrero.