Así lo dispuso el juez Sebastián Casanello en el marco de la investigación por la fatal fiesta electrónica en la que murieron cinco personas el fin de semana pasado. Este viernes, una médica de la enfermería de Costa Salguero dio un testimonio clave.

El juez Sebastián Casanello impuso el secreto de sumario en la investigación por la trágica fiesta Time Warp, en la que murieron cinco jóvenes el fin de semana pasado en el complejo Costa Salguero.

Este viernes, una médica dio un testimonio clave en el que aseguró que en la enfermería de Costa Salguero "estaban saturados" esa noche cuando comenzaron a llegar los jóvenes descompensados al lugar.

Se trata de una profesional de la firma SEMEC, contratada por Dell Producciones SA para el evento, quien declaró como testigo en la causa que llevan adelante el juez Sebastián Casanello y el fiscal Federico Delgado.

Embed
Ante la justicia explicó que había dos puestos de atención con tres médicos cada uno, y de 10 a 15 socorristas que circulaban por el predio para asistir a jóvenes descompensados.


"Hasta las 1:50 atendimos emergencias moderadas o leves, código verde o amarillo sería, cada paciente salía por su cuenta, nada grave", explicó. Pero a los pocos minutos, ingresó un paciente de nombre Martín Basano y "otro identificado como Leandro Espinoza, con un "traumatismo encefalocraneano y es derivado a la primera ambulancia".

Luego la médica recibió en enfermería a un tercer paciente con "excitación psicomotriz, agresividad, con examen físico difícil de evaluar".

Embed

"Al vernos saturados y sin ambulancias pedimos auxilio al SAME", dijo la médica. Contó que por comentarios de las primeras personas que atendieron, los casos menos graves "me hablaron del consumo de éxtasis, LCD, Popper, GHB y mencionaron como novedad de la noche el "superman", según surge de su declaración.

La médica explicó además que según una conversación con personal médico, los jóvenes tenían una "intoxicación aguda por una sustancia desconocida".