En diálogo con Radio 10, la actriz explicó que le cuesta mucho llevar adelante el rol que le valió muchas críticas.

Desde el primer capítulo de Educando a Nina se generó una fuerte polémica: algunos actores hacen de cordobeses en la ficción, y muchos habitantes de esa provincia expresaron su indignación al ver como trataban de imitar su típica tonada.

Una de las primeras en recoger el guante fue Verónica Llinás, quien hace de manager de una banda de cuarteto y contestó con un tuit que generó aún más bronca en algunos. En diálogo con De caño vale doble por Radio 10, la actriz trató de calmar las aguas y brindó una inesperada confesión sobre su papel.


Seguí leyendo en RatingCero.com.