El básquet de Grecia suele caracterizarse por su buen nivel, aunque en las últimas horas fue noticia por una situación nunca antes vista.
En un encuentro por los playoffs de la Liga, Nea Kifisia vencía por dos puntos al Aris griego, que tenía un libre a favor. Como suele suceder, el encargado tiró a errar para intentar convertir en el rebote, pero su plan salió mal y el mismo fue capturado por un jugador del Nea Kifisia, por lo que el partido estaba sentenciado. O casi.

Porque el estadounidense Jermaine Marshall recibió la pelota y, en lugar de cuidarla y esperar a que se consuman las pocas décimas de segundo que quedaban, encestó el balón...¡en el aro rival!

Embed
Ante la incredulidad de sus compañeros y también de sus rivales, Marshall llevó el partido a la prórroga donde, para colmo, su equipo terminó perdiendo.

De esta forma, y gracias a esta insólita acción de Marshall, Aris se metió en semifinales y el Nea Kifisia quedó eliminado.