El ex ministro de Economía cuestionó el pago a los fondos buitre y alertó sobre las consecuencias de "este cierre tan oneroso" que "crea el riesgo de volver a entrar en la etapa del endeudamiento".
El ex ministro de Economía Roberto Lavagna consideró este sábado que el Gobierno hizo un "festejo bastante tonto" con respecto al pago de la deuda con los fondos buitre y la salida del país del default.
El economista que asesora al Frente Renovador advirtió también que el Ejecutivo debería tener "cuidado con el endeudamiento", en relación con los bonos que emitió por 16.500 millones de dólares para poder hacer frente al pago a los acreedores que no ingresaron al canje del 2005 y 2010.
Embed
"Las primeras dos reestructuraciones implicaron reducir la deuda, ésta última ha implicado aumentar la deuda", sostuvo Lavagna, quien luego agregó que "ese cierre tan oneroso crea el riesgo de volver a entrar en la etapa del endeudamiento", agregó.
Embed
El referente económico del massismo sostuvo además que las negociaciones por la deuda no están cerradas "del todo" y que "quedan todavía posibles litigantes", refiriéndose a un posible reclamo de los bonistas que accedieron a los canjes mencionados y a los cuales se les pagó un porcentaje menor que a los denominados "buitre".
Embed
En declaraciones radiales, el ex titular del Palacio de Hacienda criticó el acuerdo que alcanzó el Gobierno con los holdouts y opinó que desde el gabinete nacional el festejo "por haber salido del default" fue "bastante tonto".
"Salir pagando lo que se pagó...", dijo recordando los más de 9.300 millones de dólares que le abonó el país a los fondos litigantes.