Parecía que nada iba a impactar positivamente a Nala, pero entonces apareció el niño y de pronto cambió todo.
Un refugio de Christchurch, en Nueva Zelanda, se volvió famoso esta semana gracias a un video de Facebook donde se puede ver la reacción impagable de una perra cuando conoce a su nuevo "humano favorito", que no es otro que el hijo de 7 años de su rescatista.

La pitbul Nala llegó al refugio Christchurch Bull Breed Rescue a principios de marzo y pasó dos días echada en su jaula, incapaz de interactuar con Abbey van der Plas, la mujer que la rescató, debido a su depresión.

Embed
Parecía que la adaptación de la perra a su nueva vida lejos de la calle iba a ser difícil y que Nala nunca confiaría en los humanos, pero entonces apareció Zach, el hijo de Plas.

Embed