El secretario de Legal y Técnica, Pablo Clusellas, señalado por oficiar de intermediario para firmas off shore según los archivos de Mossack Fonseca, había sido acusado por el legislador Gustavo Vera en 2007 por dirigir la empresa Le Coq Sportif que utilizaba servicios de talleres clandestinos.
De acuerdo a la investigación de Gustavo Vera, titular de la ONG La Alameda, el funcionario -que antes se desempeñó en igual cargo pero en la órbita de la Ciudad - era director titular de Le Coq Sportif, una firman cuestionada por utilizar los servicios de talleres clandestinos para la confección de la indumentaria.

Clusellas estaba vinculado a la empresa desde octubre de 2006, pero en aquella época se desempeñaba como director suplente.

Entre las pruebas del vínculo del Secretario legal y Técnico con la empresa acusada de contratar talleres en los que se verificó la existencia de trabajo esclavo, resultó coincidente la dirección legal de Le Coq Sportif –en avenida Corrientes 345 piso 3- con los domicilios de varias empresas de las que Clusellas también era parte integrante de sus sociedades o directorios.

Desde La Alameda denunciaron también que, en virtud de este vínculo, no habían existido inspecciones en los talleres contratados por Le Coq Sportif.

Clusellas ingresó a la actividad pública en 2007 de la mano de su amigo y líder del PRO, Mauricio Macri, y en 2010 ocupó interinamente el despacho de la Secretaría de Comunicación, luego de la muerte de Gregorio Centurión.