El Litoral argentino continuaba este domingo muy afectado por las severas inundaciones que dejaron bajo agua a miles de kilómetros cuadrados, mientras que las condiciones meteorológicas no eran favorables.
Si bien se registraban condiciones climáticas inestables y en algunos lugares había precipitaciones de variada intensidad, el pronóstico indicaba que recién para el lunes se esperaba una mejora del tiempo.

El domingo se presentó con un panorama poco alentador para las 40.000 personas afectadas por las inundaciones y las 11.000 que fueron evacuadas o se autoevacuaron, según cifras oficiales que dio a conocer el ministro del Interior, Rogelio Frigerio.

Embed
El Servicio Meteorológico Nacional (SMN) mantuvo durante toda la mañana de este domingo un alerta por lluvias intensas para la el este de Chaco, Corrientes, centro y norte de Entre Ríos, sur de Misiones y norte de Santa Fe. Parte de la zona de cobertura esta siendo afectada por áreas de lluvias y tormentas, precisó el SMN.

El organismo estimó que las lluvias y tormentas se generalicen al resto del área, pudiendo ser algunas localmente fuertes, con abundante caída de agua en cortos períodos de tiempo.

Embed

Asimismo, pronosticó que las condiciones climáticas recién comenzarán a mejorar a partir de la mañana del lunes. Según se conoció en las últimas horas, 3.263.465 hectáreas se encuentran inundadas en la provincia de Santa Fe.

En tanto, las zonas afectadas por inundaciones en la provincia de Entre Ríos alcanzaba las 1.642.507 hectáreas. La situación resulta muy grave en el centro y norte de Santa Fe, donde se encuentran los lugares más críticos en la provincia.

Embed
Luego de recorrer la zona del norte provincial, el ministro de Gobierno y Reforma del Estado, Pablo Farías, señaló que "se trata de una situación preocupante". "En toda la costa, las localidades tienen muchas personas evacuadas porque a la inclemencia del aumento del río que empezó desde diciembre y que continúa hasta hoy, y se le ha sumado la lluvia. Esto hace que muchas familias estén sufriendo desamparo por no poder estar en su casa", indicó.

Además, explicó que "el sistema productivo está sufriendo fuertemente el impacto de la emergencia hídrica".