La línea que presta transporte desde Constitución hacia el sur del conurbano bonaerense, volverá a cumplir con su cronograma habitual desde las 3 de la mañana, luego de más de 24 horas de trabajos de electrificación que suspendieron gran parte de sus recorridos.
La interrupción comenzó ayer cerca de las 22 y la prestación recién se normalizará a partir de las 3 de la madrugada de este lunes 25.

Debido a este cronograma, no hay trenes en los corredores Constitución–Ezeiza, Constitución–Glew/Alejandro Korn, Constitución–Claypole y Constitución–Quilmes. En cambio, funcionarán con normalidad los servicios diésel Temperley–Haedo, Ezeiza–Cañuelas, Alejandro Korn–Chascomús y Temperley–Gutiérrez; informó la Operadora Ferroviaria del Estado.

El trayecto a La Plata se completaría antes de fin de año; mientras que en el caso de Ezpeleta y Berazategui ya se construyeron las estaciones provisorias de madera y ese es el tramo a que apuntar a habilitar lo antes posible.

El tren eléctrico entre Constitución y Quilmes comenzó a correr el 15 de febrero, con coches nuevos, equipados con aire acondicionado, y con el objetivo de reducir los tiempos de viaje.

Los coches tienen capacidad para 2.000 personas, iluminación LED, sistemas de información visuales y auditivos, puertas inteligentes, furgón para bicicletas y espacios reservados para personas con movilidad reducida.