Algunos eventos fueron suspendidos por pedido expreso del Gobierno de la Ciudad, pero otros solamente cambiaron escenario. Varias discos porteñas celebraron festivales y eventos de música electrónica.
El viernes se celebró la fiesta electrónica "Elrow" en el boliche Crobar, en el barrio de Palermo. Si bien no se trata de un festival de las mismas dimensiones de Time Warp (que estaba habilitado para 13.000 personas, aunque habrían ingresado 20.000), ya que el boliche tiene una capacidad para 2.000, los comportamientos de quienes van son los mismos, abunda el consumo de drogas, especialmente el éxtasis.

Según publica el diario Ámbito Financiero en su edición impresa de este lunes, hubo otro festival de música electrónica, "Zef", en el barrio de Palermo, que también se hizo en un boliche.

Fiestas electrónicas.jpg
En las redes sociales, tanto en Facebook como, Twitter, miles de jóvenes manifestaron su preocupación por la prohibición de los festivales electrónicos en la Ciudad. Lo cierto es que si bien se intensificaron los controles, todo se desarrolló con normalidad.

En Córdoba, Rosario y en el interior de la provincia de Buenos Aires hubo decenas de fiestas electrónicas en las que los jóvenes consumieron, como de costumbre, todo tipo de drogas. De hecho el DJ Solomun, que tenía previsto tocar el próximo sábado en Costa Salguero y tras la tragedia, suspendió el evento, no hará lo mismo con sus presentaciones en Córdoba y en Rosario. A través de un comunicado, el artista aseguró que "los shows de Córdoba del 28 de abril y de Rosario del 29 se van a seguir celebrando. Tenemos confirmación de estos eventos".