Tras la muerte de cinco jóvenes en la Time Warp, el Consejo Deliberante de Rosario aprobó un decreto para testear las drogas sintéticas con el objetivo de reducir los daños en los consumidores.

Un polémico decreto que ordena realizar un control de calidad a las drogas sintéticas fue aprobado en el Consejo Deliberante de Rosario con el objetivo de reducir el daño en los consumidores.

Esta iniciativa ya se implementa en España, Colombia y Francia para prevenir muertes por consumo de sustancia psicoactivas, como sucedió en la Time Warp con la pastilla Superman. De esta manera, Rosario se convierte en el primer municipio en reaccionar ante las muertes de los jóvenes con medidas preventivas.

La medida, además, obliga a bares y discos a proveer agua potable para evitar la deshidratación de los jóvenes en caso de consumo de este tipo de drogas.

De ahora en más, todas las pastillas sintéticas serán analizadas en laboratorio para saber de qué están compuestas y que los consumidores sepan qué están ingiriendo. Así, buscan disminuir los daños físicos que -por su alto grado de toxicidad- pueden ser letales.

El proyecto fue propuesto por la concejal Daniela León, presidenta del Concejo Municipal y titular del bloque de la Unión Cívica Radical. La medida fue acompañada por Carlos Comi, del ARI-Coalición Cívica; Horacio Gheradi, del Partido Socialista; Alejandro Roselló, del PRO; Eduardo Tognolli, del PJ, y Martín Rosúa, de UCR 1983.