El dato mide la diferencia entre lo que pagó el consumidor en góndola y lo que recibió el productor agrícola en marzo. Muestra que los supermercados trasladan en forma lineal cualquier aumento al campo. El IPOD ganadero mostró brecha de 3,8 veces.
Los productores recibieron más plata en marzo por productos como pera (66,7%), brócoli (58,4%), zanahoria (53,7%) y manzana roja (42,5%), pero a costa del bolsillo de los consumidores, que sufrieron aumentos similares por parte de los supermercados y otros puntos de venta, según un estudio de la CAME difundido hoy.

La conclusión surge del índice IPOD de la CAME, que releva la diferencia promedio entre el precio de góndola y el de origen para una canasta de 20 alimentos agrícolas.

Seguí leyendo más en Ámbito.com