Una banda de boqueteros asaltó una joyería de Rosario, adonde ingresó haciendo un agujero en la pared desde otro local y, tras violentar una caja fuerte, se llevó un botín estimado en unos 400 mil pesos.


El hecho fue descubierto en la mañana del lunes por el dueño de la joyería Nefertiti, situada en Mendoza al 900, en el macrocentro rosarino. El comerciante denunció que los ladrones se llevaron unos 400 mil pesos en joyas y dinero en efectivo, dijeron los voceros policiales.

Los investigadores señalaron que los delincuentes lograron acceder al local mediante un boquete efectuado desde una librería lindera. Luego con una amoladora abrieron la caja fuerte, donde había dinero y alhajas.

Las fuentes policiales consultadas advirtieron que en la intersección de Mendoza y San Martín, en proximidades de la joyería, hay instalada una cámara de seguridad municipal pero no funciona, según informo la agencia DyN.

Por eso, dijeron, iban a intentar obtener imágenes de los delincuentes que podrían haber sido captadas por sistemas de seguridad privados de comercios de la cuadra, como un bazar, que está situado justo frente a la joyería.

La investigación estaba a cargo de la comisaría 1ra., con intervención de la Unidad Fiscal de Flagrancias de los Tribunales provinciales de esta ciudad.