Marco Antonio Gutiérrez, de 59 años, declaró este lunes ante la justicia catamarqueña que su concubina lo maltrataba. El pasado domingo le clavó 12 puñaladas en medio de una discusión iniciada por el anuncio de la víctima de que viajaría sola a Córdoba.
El imputado por el delito de "homicidio doblemente calificado, por femicidio y por alevosía"; decidió declarar acompañado por su abogada, una defensora oficial.

En presencia del fiscal que lleva adelante la causa Víctor Figueroa, el imputado argumentó que era víctima de maltratos por parte de la mujer y que uno de ellos consistía en obligarlo a dormir en el frente de la casa, en el taxi que conducía.

Gutiérrez, también conocido por el apodo de "Antonio Ríos", justificó así su accionar ante el investigador, sin negar ser el autor del hecho en una indagatoria que duró aproximadamente una hora, según consigna el diario catamarqueño El Esquiú.

Embed
Es necesario recordar que este último domingo, el hombre cortaba carne para el asado que compartiría con la mujer ahora fallecida y sus hijos, cuando comenzó una violenta discusión. En el calor de la misma, el hombre utilizó el cuchillo que estaba usando para propinarle 12 puñaladas.

En ese momento, tres hijos de la pareja se encontraban presentes. Los motivos de la pelea habrían tenido que ver con que la mujer le anunció que viajaría sola a la provincia de Córdoba, lo que necesitaba hacer para seguir un tratamiento contra el cáncer de mama, enfermedad que le había sido detectada hace unos meses.