Kike Granados, jugador del Almoradí, que milita en la Regional Preferente de la Comunidad Valenciana de la Liga Española de Fútbol, explotó de furia cuando el juez le mostró la segunda amarilla y lo expulsó en el encuentro ante el Villajoyosa y no pudo contenerse. Mirá la agresión.

Brutal agresión de un jugador del Almoradí al árbitro (1).mp4