En una desafortunada acción, el defensor Diego Bardanca, del Real Jaen, terminó con la cara desfigurada durante el encuentro ante el Melilla, por la Segunda División de España, y mostró toda su indignación en su cuenta de Twitter.
"Siendo muy muy comedido. Es una auténtica vergüenza que me hayan dejado asi la boca y no se haya pitado ni falta", escribió el jugador, que se quejó de que el árbitro del encuentro ni siquiera haya cobra foul en la jugada que lo sacó del partido.

Embed
En el video se puede ver cómo compañeros y rivales de Bardanca se horrorizan al ver cómo le quedó el rostro al defensor, que sin embargo pudo dejar el campo por sus propios medios, aunque envuelto en una indisimulable bronca.

Embed