Luego de que una revista estadunidense asegurara que había ingresado a un centro médico por su bajo peso, la actriz se dejó ver en Londres.

Las últimas semanas no fueron fáciles para Angelina Jolie. A principios de abril, The National Enquirer publicaba en su portada una imagen muy demacrada de la actriz con un impactante titular: "Una moribunda Angie, perdiendo la batalla. ¡35 kilos y hospitalizada!".

Hasta el momento, ni la actriz ni su marido, Brad Pitt, salieron a desmentir las noticias referidas al bajo peso y a las posibilidades de haber desarrollado una anorexia. Ahora, en medio de los rumores sobre su delgadez extrema, Angelina se dejó ver por las calles de Londres, luego mantener una cena con un político inglés.

Seguí leyendo más en RatingCero.com