Nazarena Vélez utilizó, una vez más, las redes sociales para hacer catarsis y envió una catarata de mensajes en su cuenta personal de Twitter.

Sin nombrar al destinatario, pero aclarando que le han robado ideas, la actriz y productora denuncia que ya "no hay códigos" en el medio.

Seguí leyendo esta nota en RatingCero.com.