El encargado del local decidió implementar una modalidad de compra que beneficiará a las personas que tienen baja tolerancia a los sonidos estridentes y la música.
El encargado de una sucursal del hipermercado ASDA de Manchester, Reino Unido, resolvió implementar una hora "silenciosa" durante la mañana de los sábados para que los clientes con autismo y otros trastornos psicológicos puedan hacer sus compras sin padecer el ruido.

Simon Lea, el encargado de la sucursal de ASDA en Cheetham Hill, anunció que la hora silenciosa será todos los sábados de 8 a 9 de la mañana a partir del 7 de mayo, informó el sitio Manchester Evening News.

Embed
Lea explicó que hace 15 días vio como un niño con autismo tenía un ataque de nervios en medio del local. "No paraba de patalear y gritar, y su madre se veía extenuada. Me dijo que era autista y que estaba teniendo un ataque", comentó el hombre.

Tras resolver el episodio, el encargado consultó a varios clientes discapacitados y hasta a una empleada del local cuyo hijo es autista sobre qué podía hacer para que los clientes con trastornos psicológicos que se ven afectados por las condiciones ambientales tengan una experiencia más agradable en la tienda.

"Hace seis meses hubiese dicho 'controle a su hijo' aunque yo tengo los propios, pero después de hablar con personas con autismo o con discapacidades me di cuenta de cómo podía hacer que sea un mejor lugar para comprar", explicó Lea.

"Yo sufrí trastorno de ansiedad durante años y odiaba ir a tiendas llenas de gente. Hay muchas personas que tienen problemas de salud mental que no hablan del tema", explicó el encargado.

Por eso, a partir del 7 de mayo habrá una hora sin escaleras mecánicas ni música ambiental para comprar en precioso silencio.