El caso de la niña de tres años que se esfumó de un hotel de Portugal en 2007 recorrió el mundo, pero las autoridades británicas están cerca de tirar la toalla.
El comisario en jefe de Scotland Yard, Bernard Hogan-Howe, afirmó este martes que se cerrará la investigación por la desaparición de la niña británica Madeleine McCann en los próximos meses si no hay avances.

"Se ha dedicado mucho tiempo de investigación a este terrible caso", explicó el Jefe de la Policía británica, quien aclaró que el punto final será puesto "cuando concluya esa línea de investigación, a no ser que aparezca algo más".

"Si surge algo nuevo, lo investigaremos, pero en este momento esta línea de investigación es probablemente la conclusión del caso", explicó Hogan-Howe. La pequeña Madeleine, de tres años, desapareció en mayo de 2007 de un hotel de Algarve, Portugal, donde estaba de vacaciones con sus padres, Gerry y Kate McCann, y sus hermanos menores.

Los McCann pasaron de ser los primeros sospechosos por la desaparición de su hija a impulsar con investigadores privados la búsqueda de la pequeña.

El último revés para la pareja fue cuando un tribunal portugués absolvió al ex comisario Gonçalo Amaral de tener que pagarle medio millón de euros por decir que ellos eran responsables de la desaparición de la niña.

El caso de Maddie McCann tuvo una gran exposición mediática en todo el mundio casi desde el principio, pero para 2008 las autoridades portuguesas estaban listas para dar la investigación por terminada.

Ahora, el jefe de la Policía británica, Hogan-Howe, admitió que hay "dos o tres" oficiales trabajando en la tarea de encontrar a Maddie, cuando antes hubo hasta 29, y sólo una de las líneas telefónicas para aportar datos continúa activa, informó el sitio BBC News.